Noticias y eventos

La Receta del día con Lucy Pereda

Noviembre 21, 2018

CONSEJOS PARA HORNEAR UN PAVO 

Descongele el pavo en la nevera el día antes de hornear, retire los menudos, enjuague, seque con un papel toalla y proceda a adobarlo. Separe con cuidado la piel de la pechuga y restriegue con ajo picadito la carne con cuidado de para no romper la piel. 
En una taza de medir mezcle aceite de oliva con sal, orégano y pimienta de limón. Inyecte todo el pavo con una jeringuilla de cocina, especialmente la pechuga que es la carne más seca. Cubra con papel plástico y refrigere varias horas. Precaliente el horno a 350 grados Fahrenheit. Retire el papel plástico, amárrele las patas con un cordel y coloque el pavo con la pechuga hacia abajo en la bandeja de hornear. 
Inserte un termómetro por la parte de adentro de un muslo. Hornee 20 minutos por libra. Si su horno es de convección, hornéelo 15 minutos por libra. Con una perita absorba el líquido de la bandeja y viértalo por encima al pavo. Cuando falte media hora para terminar la cocción vire el pavo con la pechuga hacia arriba y viértale el jugo de la bandeja por encima. Hornee hasta que la temperatura del termómetro indique 160 grados. 
Si Ud. nota que algunas partes se están dorando demasiado puede cubrirlas con gaza o “cheesecloth” y echarle los jugos por encima. Retire de horno, cubra con un papel de aluminio y espere media hora para cortarlo para retenga mejor los jugos y quede más jugoso.
Compartir